You cannot copy content of this page

El gran misterio de los gatos egipcios

En este post pretendemos contribuír a descifrar el gran misterio de los gatos egipcios. Los gatos son animales fascinantes que pueden generar adicción o rechazo. Sin embargo fuera de toda duda son animales que se salen de la norma. Son misteriosos y enigmáticos, poseen capacidades que no cualquier animal tiene y fueron objeto de veneración para la igual de enigmática cultura Egipcia.

¿De dónde vienen los gatos?

La respuesta precisa a esa pregunta nadie la conoce. Sólo se sabe que aparecieron de repente en las primeras dinastías Faraónicas del antiguo Egipto. Dice la leyenda que fueron un regalo de los Dioses al hombre, ya que tiene capacidades curativas para el ser humano. Inclusive había una diosa egipcia con cuerpo de mujer y cabeza de gato. La diosa Basket.

Pero porqué los diose ragalarían al hombre un animal semejante? ¿de dónde lo sacaron? ¿fue creado genéticamente para alguna función específica?

Las leyendas más antiguas nos relatan que los dioses poseían el don de la creación de vida; de hecho el mismo Génesis Bíblico dice que estaba Dios apreciando su obra y de pronto dijo: «hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza». Si analizamos este texto nos damos cuenta que aquel Dios que nos creó no se encontraba solo, habían otros semejantes a él, ya que al hablar de sí miso en plural entonces se está refiriendo a los de su raza. Por lo tanto podemos entender que nuestro «Dios» pertenece a esta raza de dioses capaces de crear vida nueva y desarrollada.

La prueba Arqueológica

Existen estudios arqueológicos que muestran que hace unos 6.000 u 8.000 años se experimento una gran baja en la población humana en Europa y Africa. Nosotros por nuestra parte tenemos registros del último caso en que esto mismo sucedió y en cifras abismales fue durante el período de la peste negra en Europa. Esta fue la epidemia que más ha matado gente en lo que conocemos de historia y que finalmente se debió a la transmisión de la infección por medio de las ratas.

Si aplicamos la lógica entonces podríamos llegar a la conclusión de que algo muy similar pudo haber ocurrido en un pasado remoto, y que este «regalo de los dioses» fue creado específicamente por ellos para dar solución a este problema y prevenirlo también en caso que tuviéramos que volver a enfrentarlo en el futuro. Después de todo, qué es un dios si no tiene a un pueblo que le sirva y lo adore.

En fin, lo que nadie puede poner en duda es que los gatos son como un versión en miniatura de los grandes felinos y que al ser humano le calzan de maravilla. Además de ser expertos natos en atrapar ratones, también tienen una serie de capacidades que son muy beneficiosas para la salud humana. Está siendo demostrado científicamente que el ronroneo vibra en una frecuencia que es capaz de sanar ciertas dolencias en el organismo humano, además que sienten una predilección por las zonas eléctricamente cargadas, ya que ellos son capaces de absorber esas radiaciones que para sus dueños humanos son tan perjudiciales. Sus ojos están capacitados para ver «más allá de lo evidente» y percibir cosas que el ojo humano no puede ver. De hecho a elos gatos en el antiguo Egipto de les llamaba MIW, que significa «ver».

 

Estatuas de gatos egipcios

Todas esta cualidades hacían que los egipcios tuvieran a los gatos en gran estima y en un escalafón social de primer nivel, a tal punto que al morir los embalsamaban y momificaban al igual que lo hacían con sus grandes gobernantes.

 

Momias de Gatos

 

Los Egipcios se tomaban muy en serio su relación con el MIW; no podían matarlos ni maltratarlos. Quien lo hacía era condenado a muerte. Inclusive en un relato de una batalla con los persas se habla de que lo persas para evitar a los arqueros egipcios, interpusieron entre sus ejércitos a miles de gatos y se los arrojaban a los egipcios. Los egipcios ante tal debacle y horrorizados no pudieron hacer nada más que retirarse.

 

 

Porfavor déjanos tu comentario…

 

Total Page Visits: 60 - Today Page Visits: 1

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *