You cannot copy content of this page

El gran misterio de los Gigantes

 Al hablar de un gigante inmediatamente se nos viene a la memoria el relato Bíblico de David y Goliath. Sin embargo hemos sido educados a pensar que Goliath no era más que un hombre alto;  más alto que la media de su época. De no ser por los descubrimientos arqueológicos que poco a poco se están haciendo más y más conocidos, ya es cada vez menos nuevo hablar sobre el gran misterio de los Gigantes de la antiguedad.

En la Biblia se les llama los «Nefilim», y se les conoce como los grandes héroes de antaño. Los egipcios los llamaban «Shardana» y eran una raza guerrera; mercenarios de gran tamaño físico a los que se les pagaba por luchar en Egipto y en otros países. Inclusive se habla de que el faraón Ramsés II los contrataba para que formaran parte de su guardia personal.

Lejos de pretender hablar más de lo que ya se ha hablado ampliamente sobre este tema, queremos dar un paso más allá y buscar algunos de los casos menos conocidos pero reveladores hasta hoy de gigantes en la antiguedad.

Los Gigantes de Tala en México

También los hallamos en el antiguo México, en Tala, zona de Jalisco donde se les llamaba «Quinametin», palabra que significa GIGANTE. Estos medían hasta 10 metros de alto y las historias locales cuentan que estos gigantes obligaban a los humanos de tamaño normal a mantenerlos y darles de comer, ya que eran extremadamente holgazanes y glotones, además de que eran muy crueles y se comían a sus niños.

Los indígenas mexicanos aburridos de estos abusos decidieron irse y los abandonaron, y como estos gigantes no sabían hacer nada lentamente fueron muriendo de inanición, quedando vivos sólo 4 de ellos. Finalmente estos 4 gigantes fueron cazados por los indios mexicanos que se organizaron en un ejército y lograron extinguirlos.

Grabado de gigante Quinametin mexicano

Los Gigantes de Rumania

En Octubre de 1989 en Pantelimon se encontraron más de 20 esqueletos de Gigantes. Se han encontrado también en Piatra Craiului, Scaieni, en Polovragi, en Mariuta, bajo el Monasterio de Negru Voda en Cetateni , en los montes Perșani, en Tara Hategului, y en muchos otros lugares de Rumania.

En Argedava se descubrieron 80 tumbas con restos de hombres gigantes que medían más de cinco metros de altura. A pesar de ser descubiertos más esqueletos gigantes, estos fueron desapareciendo repentinamente a medida que eran excavados.

Esqueleto gigante de Rumania

Los Gigantes de la Patagonia

Cuando Hernando de Magallanes descubrió los territorios que hoy conocemos como la Patagonia, se encontró con hombres y mujeres de gran tamaño y estatura y bautizó a esta tierra como Patagonia debido a estos gigantes cuyos pies eran de enormes dimensiones. El marino Antonio Pingafetta que viajaba en la expedición de Magallanes escribió: “Vimos cerca de la playa a un hombre que era tan grande, que nuestra cabeza llegaba apenas a su cintura”

Existen grabados e historias antiguas que nos describen cómo eran estos Gigantes Patagones de antaño.

Gigantes de la Patagonia

 

Evidencias arqueológicas

Esta es una huella de un pie gigante de granito en bruto fosilizada de 1,20 metros de largo. Se encuentra cerca de Mpaluzi, en el sur de África. Los geólogos no se explican su origen, ya que el granito se forma en el lapso entre los 200 millones y los 3 mil millones de años.

Quien dejó esta huella lo hizo antes que el granito quedase formado como tal.

 

Esta es otra huella humana gigantesca con una antiguedad calculada en 140 millones de años, es decir, en el período Cretácico a fines de la era mesozoica. Mide cerca de 60 cm de largo y está ubicada en el lecho del río Paluxy, en Glen Rose.

 

Este fémur es réplica del original excavado y nos da una idea muy clara del tamaño de su dueño al compararlo directamente con la escala humana actual.

 

Grandes escalas de existencia

Hasta el día de hoy hemos asumido que los dinosaurios eran reptiles gigantes por naturaleza y que no convivieron con el hombre, sin embargo los últimos hallazgos arqueológicos de esqueletos o fósiles de gigantes humanos nos indican las mismas fechas de antiguedad y que por ende pudieron haber coexistido con los dinosaurios. Nos preguntamos entonces: ¿y si el rango de gran escala no era exclusivo de los animales sino también de los humanos que los acompañaban?. Esto evidentemente desafía toda la norma evolutiva establecida por la ciencia oficial. Pero los restos están ahí, existen.

Sin duda alguna en el pasado remoto todo era mucho más grande en nuestro planeta. De alguna manera las condiciones para la vida hacían que todo se desarrollara en mucho mayor tamaño, inclusive las plantas, los árboles, y evidentemente también los humanos.

 

Total Page Visits: 59 - Today Page Visits: 3

1 comentario en “El gran misterio de los Gigantes”

  1. Pingback: El gran misterio de los antiguos dioses

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *