You cannot copy content of this page

El gran misterio de los mundos paralelos

Para comenzar a dilucidar el gran misterio de los mundos paralelos debemos preguntarnos primero si este mundo en el cual vivimos es el único; o si acaso existen más. Entendiendo como mundo lo que se refiere a nuestra realidad, son muchas las preguntas que demasiadas personas se hacen respecto de este tema. También podemos encontrar cada vez más historias, películas en el cine, videos en youtube, artículos en internet y libros escritos sobre las realidades paralelas o mundos paralelos. Lo cierto es que nosotros habitamos en un mundo que podemos ver y tocar, y por lo tanto lo entendemos como el mundo real.

¿Qué es el mundo real?

«La cuchara no existe»

Si nos miramos bien y vemos todo el mundo que nos rodea nos damos cuenta que estamos hechos de materia en sus diferentes estados (sólido, líquido y gaseoso). Para nosotros nuestra materia es sólida, sin embargo esto no es así del todo, o más bien, no es así. Lo que nosotros vemos y tocamos es el resultado de milles, millones y trillones de moléculas que se han organizado; y de acuerdo a ese nivel de organización la materia resultante es más o menos densa. Sin embargo las moléculas están compuestas por partículas mucho más pequeñas denominadas ATOMOS.

Los atomos son los componentes de nuestra realidad, pero los átomos no son materia sino que son energía. Son partículas de energía que se mueven y vibran en frecuencias determinadas. Todos sabemos que estamos compuestos en primera instancia de átomos, los átomos vibran a una frecuencia que se puede medir en Herzios, por lo tanto el mundo en el vivimos es medible de acuerdo a una frecuencia de onda o longitud de onda determinada; por ende nuestra realidad y todo lo que está dentro de ella – incuídos nosotros – vibramos atómicamente hablando en esa misma frecuencia. Esto nos da la sensación de «solidez» de nuestro cuerpo y de las cosas que nos rodean; y todo lo que está fuera de nuestra frecuencia de onda simplemente se escapa a nuestra vista.

Así que si lo analizamos bien, no existe tal cosa como la materia; sólo existe la energía condensada en diferentes grados o densidades. De ahí se desprende la afirmación de dice que estamos compuestos de energía, o que somos energía, o que la materia es una ilusión. ¿Te suena?. De hecho todas la grandes culturas ancestrales conocían esto y lo sabían. Nosotros ahora lo estamos recién «descubriendo».

El mundo como lo percibimos

«El ojo humano sólo ve menos del 5% de todo lo que en realidad existe»

El ojo humano sólamente puede percibir menos de 5% de todo lo que realmente existe. Fuera de nuestro rango de visión quedan los rayos ultravioletas, los rayos X, las microondas y todo tipo de señales de radio, televisión, telefonía y otras comunicaciones. ¿Te imaginas si pudiéramos ver todas esas frecuencias entremezclándose unas con otras y atravesándose entre ellas y a nosotros mismos?

El universo es infinito

Se habla mucho de la infinitud del universo, entendiéndola siempre de manera geográfica; y eso está bien. Sin embargo también el universo es tan infinito en frecuencias de onda como podamos imaginar. Por lo tanto si nosotros vivimos en una realidad que está encapsulada en una frecuencia de onda específica, podemos determinar que también existen tantas realidades como rangos de frecuencias. Vivimos en un universo multidimensional. Y entonces podemos ya hablar de otras dimensiones de existencia.

Qué son las dimensiones de existencia

Podemos entender esto con un nombre o con el otro, pero es lo mismo. Las diferentes dimensiones de existencia son los rangos de frecuencia específicos en los que una existencia o realidad se mantiene vibrando. Esto es constante y no varía; de lo contrario esa realidad se desarmaría o se podría mezclar con la otra frecuencia más próxima en rango.

Por increíble que parezca, esto a menudo sucede. La línea que separa los diversos mundos de existencia es muy fina y a veces tiende a difuminarse. Entonces pasa que dos personas que viven ambas en su realidad o frecuencia determinada finalmente se encuentran, puede que este encuentro no sea del todo material, pero sí se perciben, o ven algo, o escuchan algo que luego llaman fantasma o fenómeno paranormal.

No existen los fenómenos paranormales, no existe lo paranormal. Esa es una palabra inventada para tratar de describir aquello que se supone no debería existir porque no está dentro de los rangos o límites de nuestra realidad. Porque no entendemos aún cómo nuestra realidad está fabricada.

Las ondas de la radio

Para dar un ejemplo muy claro sobre esto vamos a tomar las frecuencias de las distintas estaciones de radio que sintonizamos a diario. Las radios transmiten sus programas en una frecuencia definida, que inclusive se puede localizar con un aparto que las capte, como lo es el receptor de radio. Estas frecuencias tienen hasta un número asignado según el ancho de banda en cual transmiten; que son AM (amplitud modulada) o FM (frecuencia modulada); por ejemplo 98.5 FM. Si recorremos el dial de todas las estaciones nos vamos encontrando conque desaparece una y aparece la siguiente. Sin embargo a veces ocurre que una señal se mezcla con la otra y entonces se escuchan ambas al mismo tiempo en un punto determinado y las ondas se mezclan momentáneamente.

Este fenómeno se percibe mucho mejor en los radio receptores análogos donde el dial se recorre con una perilla de forma manual; no tanto así con los equipos digitales modernos. Te invitamos a que en caso de tener uno en tu cada hagas la prueba por tí mismo.

Equipo receptor de radio AM / FM

 

Entonces podemos darnos cuenta que no existe ninguna necesidad de rodear este asunto con un halo de misticismo o superstición. La naturaleza es lo que es, ondas y frecuencias, energía más o menos densa. No hay espacio para la superstición febril. El universo y la creación en sus diferentes aspectos se pueden entender si buscamos donde debemos y nos hacemos las preguntas de la forma correcta.

Vivimos en un universo multidimensional, con realidades paralelas que están esperando a que las descubramos y entendamos. Vemos que finalmente ciencia y religión son también caras opuestas de la misma moneda. Todo es explicable dependiendo del ángulo desde donde se le mire.

Si deseas ver un ejemplo de esta teoría entonces puedes revisar nuestro post del Visitante de Taured.

Esperamos tu comentario…

Total Page Visits: 165 - Today Page Visits: 2

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *