You cannot copy content of this page

El gran misterio del Templo de Baalbek

En el este del Líbano se encuentran las misteriosas ruinas de la ciudad de Baalbek: Las ruinas en sí no tienen nada de misterioso ya que corresponden las últimas al templo Romano del dios Júpiter en Heliópolis, templo romano que se asentó sobre las ruinas de un templo griego y este sobre otros templos anteriores, hasta perderse en el tiempo el origen del primer templo que hubo ahí.

La ciudad de Baalbek fue fundada hace más de 4.000 años y fue uno de los principales puntos en las rutas comerciales del mundo antiguo.

¿Qué hace tan misterioso al templo de Baalbek?

No es el templo en sí lo que nos interesa, es más bien la base sobre la cual este está construído. Los romanos cuando construyeron este templo se encontraron con la plataforma que ya estaba ahí sobre la cual todos esos templos anteriores feron levantados. Y otro punto importante es la pregunta ¿porqué justo en ese lugar siempre se construyeron templos de adoración? ¿qué tiene de especial este lugar?

Se entiende por lo tanto que es un lugar muy antiguo, del cual no existen registros de su origen, sin embargo lo que destaca es que está situado sobre lozas de granito muy grandes y muy pesadas; más grandes y pesadas que los bloques de las pirámides de Giza en Egipto, pero al igual que en ellas, estos bloques están acoplados con precisión milimétrica, es decir que no alcanza a caber una hoja de papel entre ellos.

A las piedras más grandes se les llama TRILITONES. Cada una mide más de 25 metros de largo y se calcula que pesan entre mil y dos mil toneladas. Son los bloques de piedra más grandes jamás realizados. Además se encuentran instaladas a una altura aproximada de 18 metros del suelo, ¡sobre una base de piedras menores de 300 toneladas cada una!

 

Las Leyendas más antiguas relatan que el origen de ese templo se remonta a los antiguos Sumerios, otros dicen que fue Caín quien lo construyó. Se calcula que Baalbek era dos veces más grande que Atenas.

Cómo alguien pudo transportar y levantar tal peso, si la grúa más moderna que tenemos alcanza a levantar no más que 200 toneladas.

¿Cómo fue posible para el hombre paleolítico realizar tal hazaña que ni para el hombre moderno con toda su tecnología es posible lograr? No lo sabemos. Sin embargo lo que sí está claro es que alguien hace muchos miles de años sí fue capaz de hacerlo.

 

Total Page Visits: 177 - Today Page Visits: 1

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *